sábado, 24 de marzo de 2007

Los gemelos del norte y el trío del sur

En Polonia:

Esta semana, Carlos Carnero y yo hemos presentado una pregunta-denuncia a la Comisión Europea y al Consejo acerca del proyecto de legislación educativa promovida por el gobierno de los gemelos polacos que pretende expulsar de la enseñanza a los profesores homosexuales y prohibir que se hable de las diferentes opciones sexuales en los colegios. Los gemelos polacos están impulsando una deriva autoritaria basada en la intolerancia y la estigmatización de todo aquello que no les gusta. Es un ejercicio antidemocrático y, por lo tanto, incompatible con los valores de la Unión Europea. Entre las medidas demenciales que están tomando cabe destacar la persecución judicial, política, laboral y mediática a las personas que -según los gemelos- “colaboraron” con el régimen comunista. La vieja escuela de las purgas es, desgraciadamente, muy conocida en Europa, pero pensábamos que había quedado arrinconada en lo peor de nuestra historia.

En España:

De la misma manera, creíamos haber vencido, en el espacio de nuestras democracias occidentales, los ataques a la libertad de expresión, los vetos políticos a los grupos de comunicación y la vulneración del derecho de los ciudadanos a la información! En este caso, el trío del sur -Acebes, Rajoy y Zaplana-, que lleva meses en la estrategia de la crispación, el insulto y la manipulación más sórdida, lanza un veto informativo al grupo PRISA. La dirección del PP ha decidido que no participará en programas ni tertulias ni entrevistas, y tampoco dará información a los medios pertenecientes al grupo; además, ha advertido a anunciantes, accionistas y clientes de su decisión, para que tomen debida nota.

Intolerancia, autoritarismo, deriva antidemocrática... muy lejos del espíritu que alumbró el Tratado de Roma cuyo cumpleaños celebramos mañana. 50 años de un momento histórico en el que los europeos decidimos dejar de agredirnos para construir un espacio de tolerancia, de respeto y de paz. Ni los gemelos del norte ni el trío del sur han comprendido el alcance del proyecto común europeo y, así, se han convertido en el último reducto del autoritarismo que por conocido, rechazamos sin paliativos.

5 comentarios:

Navarro dijo...

La pregunta que hay que hacerse en el caso de Polonia es:¿qué opinan los ciudadanos polacos sobre los planes de sus "gemelos"? No sé hasta donde la UE puede exigir a un gobierno democrático que corriga o simplemente explique una legislación, en este caso educativa, si dicho gobierno cuenta con un respaldo electoral mayoritario en su país.
Para evitar estas cosas, Elena, creo que la Constitución Europea es una prioridad. Que los valores de la UE queden fijados en un texto constitucional, y ahorrarnos estas barbaridades.

Y para barbaridades, como no,¡bienvenidos a España! Aunque yo lo del "trío del sur" lo iría cambiando por "cuarteto". Esperanza Aguirre, la musa liberal, ha retirado de la Ser su publicidad como candidata a la comunidad madrileña. Tenía que ser ella una de las primeras en lanzarse, claro.

Natalia dijo...

ufff pues entre los del norte y los del sur...no se cuales son peores.
me parece increible que en vez de ir hacía delante esta gente lo que quiere es volver al pasado.

pretender expulsar a los profesores homosexuales y prohibir hablar de las opciones sexuales me parece increible, de verdad que no se a donde vamos a llegar con estos temas...
y los del Sur, pues me parece que no se dan cuenta que la época de la censura ya ha pasado y que cada uno es libre de pensar decir lo que quiera.
No entiendo la política que están llevando de estás conmigo o contra mi.
Lo unico raro esque no hayan echo una manifestación este sábado con pancartas en contra de Polanco o cosas por el estilo...pero todo se andará! xD

Un Saludo Elena!

Enclaroscuro dijo...

Hola Elena y blogeros,
Decirte Elena que no te conocía bien. El otro día te vi en LaSexta y desde aquí felicitaros a los tres por mi parte, la verdad que descubrí la buena gente, la educación y el respeto. Seguid así.
No hace falta que lo publiques.
Un saludo,
Ampa
(me pasaré más a menudo por aquí)

Joaquim dijo...

Estas cosas pasan por el modo precipitado en que se ha hecho la última ampliación de la Unión.

Todos sabemos que hay razones de fondo que aconsejaban la integración rápida de los países del antiguo bloque comunista en el proyecto europeo, pero seguramente se debió habilitar una fórmula intermedia que no fuera la adhesión de pleno derecho a tan corto plazo, a la espera de que la evolución política, económica y social de esos candidatos hubiera sido la necesaria para permitirles cumplir unos requisitos que, hoy por hoy, siguen sin cumplir salvo dos o tres de ellos.

En todo caso, de persistir el actual gobierno polaco en esa línea de deriva fascista -que de todos modos, no nos engañemos, es continuidad pura de gobiernos polacos anteriores-, lo que procede es lisa y llanamente la expulsión de Polonia de la Unión.

Aurora dijo...

Realmente en Polonia se está generando un clima que recuerda a otros tiempos. Los gemelos a primera vista no son buenos para Europa, pero realmente lo que son es perjudiciales para los polacos con ansias de libertad.