lunes, 2 de abril de 2007

Ser mujer en el infierno

"Dinos la verdad o de lo contrario te rajaremos el vientre con este cuchillo y sacaremos al niño que llevas dentro y todas tus entrañas". Por terrible que parezca, ésta es la cruda realidad a la que se enfrentan diariamente miles de mujeres karen y de otras etnias minoritarias en la olvidada Myanmar -antigua Birmania-, subyugadas por la brutal represión de la Junta Militar gobernante en el país. Los planes del gobierno central para borrar del mapa a las etnias minoritarias y toda oposición al régimen se ceban especialmente con las mujeres, doblemente oprimidas por su condición étnica y por su sexo. Los "batallones de violadores", soldados del ejército central SPDC, se encargan impunemente de violar sistemáticamente a las mujeres como método de control y limpieza étnica, y para mantener a la población en un estado permanente de terror. Si las víctimas denuncian lo ocurrido puede llevarles directamente a la cárcel, como les ha ocurrido recientemente a cuatro menores de 16 años por denunciar en los medios haber sido violadas por 7 soldados.

Cuando el SPDC realiza ataques contra los poblados karen, arrasa cosechas, incendia viviendas, tortura, mutila, viola y mata. Se han registrado 4.000 casos de abusos en los últimos años contra esta etnia. Los hombres y los niños huyen cuando pueden a refugiarse en la jungla, donde se incorporan a las guerrillas de resistencia en las que no importa la edad mientras pueda sostenerse un rifle. Las mujeres que quedan en los poblados tienen más posibilidades de convertirse en esclavas para los militares. Tampoco la edad es distinción aquí. Niñas y ancianas comparten tareas penosas como porteadoras o en trabajos forzosos. Tampoco hay distinción para las embarazadas, aunque con frecuencia los esfuerzos que deben realizar les provoquen abortos.

No hay camino de huída para estas mujeres. Las que consiguen llegar con sus familias a través de la jungla y campos minados hasta territorio tailandés a menudo sufren enfermedades - el SIDA, la malaria o la tuberculosis campan a sus anchas- que les dejan el tiempo justo para relatar lo que han vivido, historias de brutalidad sin límite. Aquéllas que sobreviven se enfrentan a una vida en condiciones infrahumanas junto al resto de los 140.000 refugiados. Su nueva condición de sin papeles les permite elegir como medio de vida la esclavitud en fábricas atestadas, el trabajo en los vertederos o la prostitución.

Para más info
Audición pública sobre los Derechos Humanos en Myanmar en el Parlamento Europeo - Ver Documentación
Organización Mujeres Karen

2 comentarios:

Mara dijo...

Desgraciadamente el tema de Myanmar aparece muy poco en la prensa occidental a pesar del increible ejemplo de resistencia pacífica de Aung San Suu Kyi y sus seguidores;por eso me alegra enterarme por tu blog que el Parlamento Europeo toma interés en el tema. ¿Ha tomado alguna medida la UE?¿Se puede presionar de alguna forma a la junta militar?

Elena Valenciano dijo...

Querida Mara,
- El Parlamento Europeo se ha manifestado reiteradamente para condenar la situación de los Derechos Humanos en Myanmar y las actividades represivas de la Junta Militar en gobierno, y para reclamar asimismo la liberación de Aung San Suu Kyi y los demás presos políticos, y el establecimiento de mayores sanciones por parte del Consejo. También se reclama desde el Parlamento una mayor implicación de los países del entorno de Myanmar, como China, India y Tailandia, para que ejerzan mayor presión sobre la Junta Militar y suspendan el comercio de armas con este país. La última resolución fue aprobada por el parlamento el pasado 14 de diciembre: http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+MOTION+P6-RC-2006-0647+0+DOC+XML+V0//ES&language=ES . Además, en 1990, el Parlamento Europeo decidió otorgar el Premio Sajarov para la Libertad de Conciencia a Aung San Suu Kyi como medida de reconocimiento por su labor al frente de la oposición democrática. Desgraciadamente el premio no pudo ser entregado por la negativa de las autoridades birmanas a que San Suu Kyi pudiera salir del país y acudir al PE a recoger el premio. El mismo día 14 de diciembre de 2006 se aprobó una resolución del PE de seguimiento del Premio Sajarov, en la que se solicitaba que una delegación del PE pudiera acudir a Birmania para comprobar la situación personal de San Suu Kyi y entregarle el premio, pero hasta el momento las autoridades birmanas no han autorizado el viaje de la delegación del PE .
- Por su parte, el Consejo de la UE ha establecido medidas restrictivas respecto a Myanmar desde 1996 por medio de Posiciones Comunes renovadas regularmente. La última renovación se aprobó el 17 de Abril de 2006 (DOCE, 29 de Abril de 2006). En ella se renuevan las medidas de prohibición del suministro de cualquier tipo de armamento al país, la denegación de la entrada o tránsito por la UE de las autoridades y miembros de la Junta Militar, y el bloqueo de todos los recursos económicos que puedan tener en los Estados Miembros.